lunes, 2 de enero de 2017

DETECTIVES, DIOSES Y DESASTRES: LA PRIMERA NOVELA DE MORAN



Algo tiene la novela negra que gusta. Así, en general y así, sin edulcorar. Ahora añadele un poco de humor de andar por casa, dentro de una trama seria, eso si, y ya lo tienes hecho.

El Dios asesinado en el servicio de caballeros es la primera novela de Sergio S. Moran, autor de los webcomics Eh tío  y el vosque, (si, con v) aparte de tener en su currículum las revistas El jueves y Orgullo y Satisfacción.

Esto ya debería llamar vuestra atención, aunque sea un poquito, pero es que lo mejor, como en todo buen libro, no esta en el autor en si, si no en la trama. Tenemos a una chica de Barcelona llamada Verónica, cuyo alter ego es la detective paranormal Parabellum, que un buen día despierta en su coche en medio de ninguna parte con un Dios griego en el maletero. En bermudas y chanclas. Y hasta aquí puedo leer.

Sergio S. Moran tiene algo que pocos autores tienen, y no es otra cosa que la capacidad de contarnos una trama seria pero con humor e ironía. Todo esto lo logra narrando la aventura en primera persona, desde ese punto de vista tan particular de una chica empollona que un buen día decide meterse a detective. Y por si fuera poco especializarse en algo como el mundo sobrenatural.

Si esto nos lo contaran en Hollywood, con una gran superproduccion protagonizada por Scarlett Johansson, pues a todo el mundo nos parecería lo mas normal del mundo. Pero no. Lo mejor de este libro es que todo lo que rodea a la acción es de sobra conocido por todos. La acción transcurre entre Barcelona y, solo en ocasiones, Burgos. La forma de hablar de los personajes o las situaciones son todas muy familiares para el lector, por la sencilla razón de que ocurren aquí, cerca de nosotros, y es mas fácil imaginarnos junto a la sagrada familia que en la zona cero de Nueva York.

Además, Moran, escribe de una forma cercana y natural. Tiene un estilo fresco que, quizás, delata su juventud pero que se agradece en el momento de acercarse a las paginas de este libro. La sinceridad y desparpajo de la protagonista y sus allegados hace que, sin quererlo, nos salte la risa mas pura en los momentos de tensión. Y, de verdad, la acción y la trama son dignas de las mejores historias de Humprhey Bogart, solo que con gafas de pasta, zapatillas deportivas y vaqueros. Verónica, o Parabellum mejor dicho, es alguien sin glamour, dura y , en ocasiones, antipática, pero es que hay radica su encanto. Moran ha dado en el clavo y rompe los tópicos a golpe de topicazo. Ningún detective privado en la historia de la ficción ha sido simpático o encantador y Parabellum no iba a ser distinta.

No faltan en la historia los clubs nocturnos, las tabernas irlandesas, las oficinas y despachos, los empresarios,las cafeterías de autopista, las cabañas en el bosque (ahora si, con B) y un oscuro y siniestro personaje. Todo esto hace que la historia que estamos leyendo nos suene familiar, y sin embargo a cada pagina descubramos que es algo totalmente nuevo.

Solo os daré dos consejos. Comprad el libro, ya sea para vosotros o como regalo de Reyes, que aun estáis a tiempo. Y dos. No os fiéis de ningún vampiro, aunque sea amigo vuestro. Son todos iguales, solo piensan en una cosa...


6 comentarios:

  1. Te por seguro que lo compraré, ya me has dejado con el gusanillo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte Sergio. Gran libro, en serio. :)

    ResponderEliminar